Salud de Mujeres

Examen de la Densidad ósea

Algunas mujeres tienen mayor riesgo de sufrir osteoporosis (la reducción de la masa y de la densidad ósea como resultado de la disminución del nivel de calcio y proteína en el hueso) que otras. El médico le ayudará a determinar qué probabilidades tiene de contraer osteoporosis sobre la base de los antecedentes médicos personales y familiares, y mediante un examen de densidad ósea o de medición de la masa ósea.

¿Qué es el examen de la densidad ósea?

El examen de densidad ósea, también conocido como medición de la masa ósea o examen de la densidad mineral del hueso, mide la resistencia y la densidad de los huesos. Cuando este examen se realiza al comienzo de la menopausia y luego se repite más adelante, puede ayudar a determinar con qué rapidez se reduce la masa y la densidad de los huesos. Estos exámenes no causan dolor, no suponen riesgos y no son invasivos. En estos exámenes se compara la densidad del hueso con patrones que definen la condición normal del hueso de una persona de su misma edad, sexo y contextura física, y también con la densidad óptima de un adulto joven y sano del mismo sexo. Los exámenes de densidad ósea pueden ser útiles para lo siguiente:

  • Detectar si la densidad ósea es baja antes de que se produzca una fractura.
  • Confirmar un diagnóstico de osteoporosis si ya se ha sufrido una fractura.
  • Conocer de antemano sus probabilidades de sufrir fracturas en el futuro.
  • Determinar su índice de pérdida ósea o controlar los efectos del tratamiento si los exámenes se realizan a intervalos de un año o más.

¿Cuáles son los motivos para realizar los exámenes de la densidad ósea?

Si usted presenta uno o más de los siguientes factores de riesgo de osteoporosis, sería conveniente que se sometiera a un examen de la densidad ósea:

  • Si ya ha sufrido una fractura que puede ser el resultado de huesos débiles (que se están adelgazando).
  • Su madre, abuela u otro pariente cercano ha sufrido osteoporosis o fracturas.
  • Ha tomado por mucho tiempo medicamentos que aceleran la pérdida de masa ósea, como por ejemplo, corticosteriodes para el tratamiento de la artritis reumatoides u otras enfermedades, o algún medicamento para prevenir ataques o convulsiones.
  • Su contextura es pequeña, es una persona menuda o de poco peso.
  • Si ha fumado cigarrillos o bebido en exceso.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Salud de Las Mujeres

Topic Home Page - Topic Index

  • Bookmark
  • Print


Top of page