Embarazo y Nacimiento

Insuficiencia o el Retraso en la Producción de Leche

En algún momento, la mayoría de las madres temen no tener suficiente cantidad de leche. Algunas veces, las madres que padecen ciertas condiciones de salud experimentan un retraso del momento en que les "baja" la leche.

No dude en pedir ayuda si su producción de leche le preocupa. Cuanto más pronto actúe, mejor. Consulte con un especialista acreditado en lactancia (su sigla en inglés es IBCLC) y con su médico, quienes la ayudarán a determinar cuál podría ser el problema que afecta a su producción de leche, de modo que usted y su bebé puedan empezar a corregirlo.

El amamantamiento (extracción de leche) insuficiente o poco frecuente es la causa más común del retraso en la "bajada" de leche, de la producción insuficiente de leche o de la baja en la producción. Si en algún momento la producción de leche constituye una preocupación para usted, lo primero que debe hacer es registrar la cantidad y duración de las tomas.

En ocasiones, la madre puede padecer una condición de salud que puede retrasar temporalmente el gran incremento de la producción de leche que suele observarse entre los días tercero y quinto posteriores al nacimiento (postparto). Estas madres no empiezan a producir grandes cantidades de leche hasta de 7 a 14 días después del parto. Si esto le sucede, no se desaliente. Siga amamantando con frecuencia, aunque también debe darle al bebé un sustituto de la leche materna por algunos días.

Las investigaciones aún no han logrado determinar si la causa del retraso en la producción de mayor volumen de leche es una condición relacionada con la salud, el embarazo o el parto, los tratamientos médicos indicados para dichas condiciones o la demora del amamantamiento frecuente que suele ocurrir cuando están presentes dichas condiciones. Algunas de las condiciones o tratamientos que según los expertos pueden contribuir al retraso incluyen los que siguen:

  • Estrés intenso.
  • Parto por cesárea (quirúrgico).
  • Hemorragia postparto.
  • Retención de fragmentos de placenta.
  • Infecciones o enfermedades acompañadas de fiebre.
  • Diabetes (juvenil, adulta o gestacional).
  • Condiciones tiroideas.
  • Reposo en cama estricto o prolongado durante el embarazo.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Embarazo y el Nacimiento

Topic Home Page - Topic Index

  • Bookmark
  • Print


Top of page