Medicina Física y Rehabilitación

Artritis

Fotografía de una mujer anciana que sufre de artritis en sus manos

¿Qué es la artritis?

La artritis y otras enfermedades reumáticas se caracterizan por dolor, hinchazón y limitación de la movilidad en las articulaciones y en los tejidos conjuntivos del cuerpo. Según los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), sobre de 47 millones de personas en los EE.UU. padecen cierta forma de artritis o síntomas articulares crónicos.

El término artritis, que literalmente significa inflamación de una articulación (el punto en el que se unen dos o más huesos), en realidad se refiere a más de 100 enfermedades diferentes. Las enfermedades reumáticas abarcan cualquier enfermedad que cause dolor, rigidez e hinchazón en las articulaciones y otras estructuras de soporte del cuerpo, tales como los músculos, los tendones, los ligamentos y los huesos.

La artritis y otras enfermedades reumáticas se suelen asociar erróneamente con la edad avanzada debido a que la osteoartritis (la forma más común de artritis) se produce con más frecuencia en los ancianos. Sin embargo, la artritis y otras enfermedades reumáticas afectan a personas de todas las edades.

La artritis suele ser una enfermedad crónica, es decir, que manifiesta pocos cambios o cuya evolución es lenta. Todavía no se conocen las causas específicas de la mayoría de las formas de artritis.

¿Cuáles son los tipos más comunes de artritis?

Las tres formas de artritis más comunes son las siguientes:

  • Osteoartritis - el tipo más común de artritis. Se trata de una enfermedad crónica que afecta a las articulaciones, en especial a las que soportan el peso del cuerpo, como la rodilla, la cadera y la columna vertebral. La osteoartritis se caracteriza por lo siguiente:
    • Destrucción del cartílago.
    • Crecimiento anormal del hueso.
    • Formación de espolones.
    • Deterioro de la función.

    Aparece en la mayoría de las personas a medida que envejecen, aunque también puede afectar a personas jóvenes como consecuencia de una lesión o uso excesivo de las articulaciones.

  • Fibromialgia - dolor crónico y generalizado de los músculos y de los tejidos blandos que rodean las articulaciones de todo el cuerpo.
  • Artritis reumatoide - enfermedad inflamatoria que afecta al revestimiento de la articulación (sinovia) y que afecta a unos 1.2 millones de personas en Estados Unidos. La inflamación suele afectar a las articulaciones de las manos y los pies, y se manifiesta en igual medida en ambos lados del cuerpo.
  • Otras formas de artritis, o de trastornos afines, incluyen las siguientes:
    • Gota - se produce como consecuencia de un defecto de la actividad química del cuerpo (como la presencia de ácido úrico en el líquido de las articulaciones). Esta dolorosa condición suele afectar a las articulaciones pequeñas, y en especial al dedo gordo del pie. En general, se puede controlar con medicamentos y cambios en la dieta.
    • Lupus eritematoso sistémico (lupus) - enfermedad autoinmunológica crónica muy grave que se caracteriza por episodios periódicos de inflamación y daño en articulaciones, tendones, otros tejidos conectivos y algunos órganos, incluyendo el corazón, los pulmones, los vasos sanguíneos, el cerebro, los riñones y la piel.
    • Esclerodermia - enfermedad muy grave del tejido conectivo del cuerpo que produce un engrosamiento y endurecimiento de la piel.
    • Espondilitis anquilosante - enfermedad que afecta a la columna vertebral y provoca la fusión de los huesos de la columna vertebral.
    • Artritis reumatoide juvenil(su sigla en inglés es JRA) - forma de artritis que se presenta en los niños de hasta 16 años y que produce inflamación y rigidez en las articulaciones durante más de seis semanas. A diferencia de la artritis reumatoide de los adultos, que es crónica y dura toda la vida, los niños suelen superar la artritis reumatoide juvenil. Sin embargo, la enfermedad puede afectar al desarrollo de los huesos en los niños en edad de crecimiento.

Rehabilitación para la artritis:

Se diseña un programa de rehabilitación para la artritis para atender las necesidades de cada paciente, dependiendo del tipo y la severidad de la artritis. La participación activa del paciente y su familia son fundamentales para que el programa tenga éxito.

El objetivo de la rehabilitación para la artritis consiste en ayudar al paciente a recuperar el máximo nivel posible de funcionalidad e independencia y a mejorar su calidad de vida general tanto en el aspecto físico como en los aspectos psicológico y social. La rehabilitación se centra en aliviar el dolor y mejorar la movilidad en la articulación o articulaciones afectadas.

Para poder conseguir dichos objetivos los programas de rehabilitación para la artritis pueden incluir lo siguiente:

  • Ejercicios y control del dolor y la hinchazón de las articulaciones.
  • Ejercicios para mejorar la movilidad (el movimiento) y el estado físico.
  • Control del dolor, que incluye lo siguiente:
    • Terapias con calor y frío.
    • Masajes.
    • Terapia de estimulación trascutánea electrica del nervio (su sigla en inglés es TENS) para ayudar a aliviar el dolor.
    • Acupuntura.
  • Control del estrés y apoyo emocional.
  • Inmovilización de las articulaciones y métodos para protegerlas de mayores daños, degeneración y deformidades.
  • Consejo dietético para mejorar el control del peso.
  • Utilización de dispositivos de asistencia.
  • Educación del paciente y su familia.

Rehabilitación después del reemplazo de articulaciones:

El objetivo de la cirugía de reemplazo de cadera o de rodilla es el de mejorar la funcionalidad de la articulación. Para que se produzca una recuperación total después del reemplazo de la articulación, son necesarias por lo general tres a seis meses, dependiendo del tipo de cirugía, de la salud general del paciente y del éxito de la rehabilitación.

Los programas de rehabilitación después del reemplazo de una articulación pueden incluir lo siguiente:

  • Ejercicios para mejorar la movilidad (el movimiento) y el estado físico.
  • Reentrenamiento de la marcha (la forma de caminar).
  • Control del dolor.
  • Consejo dietético para mejorar el control del peso.
  • Utilización de dispositivos de asistencia.
  • Educación del paciente y su familia.

El equipo de rehabilitación para la artritis:

Los programas de rehabilitación para la artritis se pueden llevar a cabo como paciente interno o en clínica externa. Muchos profesionales capacitados forman parte del equipo de rehabilitación para la artritis, incluyendo algunos o todos de los siguientes:

  • Ortopeda / cirujano ortopédico.
  • Reumatólogo.
  • Fisiatra.
  • Internista.
  • Enfermera o enfermero de rehabilitación.
  • Dietista.
  • Fisioterapeuta.
  • Terapeuta ocupacional.
  • Trabajador social.
  • Psicólogo / psiquiatra.
  • Terapeuta recreativo.
  • Terapeuta vocacional.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Medicina Física y la Rehabilitación

Topic Home Page - Topic Index

  • Bookmark
  • Print


Top of page