Endocrinología

Tumores Pituitarios

¿Qué son los tumores pituitarios?

La glándula pituitaria es un órgano pequeño, con forma de guisante, que se encuentra en el cerebro, detrás de la parte posterior de la nariz. La glándula pituitaria produce hormonas que afectan a muchas otras glándulas del cuerpo. Aunque no se presentan con frecuencia, la mayoría de los tumores pituitarios no son cancerosos (son benignos) y comprenden únicamente el 7 por ciento de los tumores cerebrales. Sin embargo, por estar ubicada en la base del cráneo, un tumor en esta glándula crece hacia arriba. Finalmente, la mayoría de los tumores pituitarios ejercen presión en los nervios ópticos y generan problemas de visión.

¿Cuál es la causa de los tumores pituitarios?

Por el momento, los investigadores desconocen la causa de los tumores pituitarios. Sin embargo, los estudios de investigación demuestran que quien tiene una enfermedad hereditaria, neoplasia endocrina múltiple tipo I (NEM 1), aumenta el riesgo de desarrollar tumores pituitarios, tiróideos y pancreáticos. La neoplasia endocrina múltiple tipo I (NEM 1) aparece como responsable de casi todos los tumores pituitarios hereditarios (aquellos que se transmiten de generación en generación), pero sólo el 3 por ciento de todos los tumores pituitarios.

¿Cuáles son los tipos de tumores pituitarios?

La mayoría de estos tumores no son cancerosos. Cada año, se diagnostican cerca de 1,300 tumores pituitarios. Sin embargo, debido a que muchos de estos tumores no tienen síntomas o no afectan la salud, en muchos casos no se diagnostican o se descubren por casualidad, durante estudios de imágenes cerebrales de rutina. Aproximadamente el 25 por ciento de las personas con tumores pituitarios pequeños no tendrán síntomas.

Los tumores pituitarios se clasifican de diversas maneras. Uno de los métodos se basa en si el tumor produce una hormona pituitaria y en el tipo de hormona que produce. Sobre la base de esta clasificación, los tipos de tumores pituitarios incluyen, entre otros, los siguientes:

  • adenomas no funcionales (adenomas de células nulas)
    Estos tumores constituyen el tipo más frecuente de tumor pituitario. No segregan una cantidad extra de hormona y, hasta que no alcanzan un cierto tamaño, el paciente no percibe ningún síntoma. Cuando el tumor es lo suficientemente grande, puede provocar dolores de cabeza y problemas de visión.
  • tumores productores de prolactina (prolactinomas) 
    Estos tumores benignos también son comunes. En este tipo de tumores pituitarios, se producen cantidades excesivas de prolactina. En las mujeres, los niveles altos de prolactina pueden ocasionar períodos menstruales irregulares o falta de menstruación y provocar galactorrea (producción anormal de leche materna). En el caso de los hombres, es posible que padezcan de impotencia (disfunción eréctil o DE), o falta de interés sexual. Además, pueden tener los senos agrandados, ser infértiles o ver disminuido el crecimiento del cabello. Si estos síntomas avanzan sin ser detectados, el próximo paso puede incluir dolores de cabeza y problemas de visión.
  • tumores productores de hormona adrenocorticotrópica (ACTH) 
    La ACTH estimula la glándula suprarrenal para que fabrique glucocorticoides (o esteroides, que influyen en el metabolismo y actúan como anti-inflamatorios y agentes inmunosupresores). Un exceso de ACTH, como el que este tipo de tumor produce, puede provocar la enfermedad de Cushing. Esta enfermedad se caracteriza por el aumento de adiposidad en la cara, la espalda y el pecho. Además, los brazos y piernas tienden a afinarse. Los tumores productores de ACTH pueden también debilitar los huesos.
  • tumores productores de la hormona de crecimiento
    Los tumores productores de la hormona de crecimiento segregan esta hormona en forma excesiva. En los niños, demasiada hormona de crecimiento estimula el agrandamiento de casi todos los huesos del cuerpo. Cuando esto sucede, el resultado se denomina gigantismo. El gigantismo puede incluir características tales como el incremento de la altura (más de 2.10 metros / 7 pies), crecimiento muy rápido, dolor en las articulaciones y sudoración profusa.

    En los adultos, la sobreproducción de la hormona de crecimiento provoca una enfermedad denominada acromegalia. La acromegalia puede presentar los siguientes síntomas:
    • crecimiento excesivo del cráneo, las manos y los pies (puede ser necesario un tamaño más grande de sombrero, calzado, guantes y anillos)
    • voz grave
    • cambios en la expresión de la cara debido al agrandamiento de los huesos faciales
    • dientes muy espaciados debido al agrandamiento de los huesos faciales
    • dolor en las articulaciones
  • tumores productores de la hormona tiroidea
    Estos tumores producen la hormona estimulante de la tiroides. Pueden volverse grandes y extenderse. Los síntomas del hipertiroidismo pueden incluir los siguientes:
    • frecuencia cardíaca rápida
    • pérdida de peso involuntaria
    • temblor
    • aumento del apetito
    • sensación de acaloramiento o intolerancia al frío
    • dificultad para dormir
    • ansiedad
    • deposiciones frecuentes
    • hinchazón en la parte anterior del cuello, debido al agrandamiento de la glándula tiroides

Los tumores pituitarios cancerosos o los carcinomas pituitarios son infrecuentes. En general, se presentan en personas mayores, aunque pueden aparecer a cualquier edad. Al igual que los tumores pituitarios benignos, los carcinomas pituitarios a menudo fabrican hormonas. En la mayoría de los casos, la única manera definitiva de diferenciar un tumor pituitario canceroso de uno benigno es cuando, varios años más tarde, el tumor hace metástasis (se extiende) hacia otra parte del cuerpo.

¿Cuáles son los síntomas de los tumores pituitarios?

Los síntomas varías según el tipo de tumor que se está desarrollando y el área de la glándula pituitaria que está afectada.Tumores de la hipófisis puede dar lugar a síntomas que son causados por un exceso o una reducción de la producción de hormonas hipofisarias. Además, cada individuo experimenta los síntomas de una forma diferente y éstos pueden parecerse a los de otras enfermedades o problemas médicos. Siempre consulte con su médico para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostican los tumores pituitarios?

Además del examen y la historia médica completa, los procedimientos para diagnosticar los tumores pituitarios pueden incluir los siguientes:

  • exámenes de sangre y orina (para medir los niveles hormonales)
  • tomografía computarizada (también llamada TC o TAC) - procedimiento de diagnóstico por imágenes que utiliza una combinación de rayos-X y tecnología computarizada para obtener imágenes de cortes transversales (a menudo llamadas "rebanadas") del cuerpo, tanto horizontales como verticales. Una tomografía computarizada (TC) muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, los músculos, el tejido adiposo y los órganos. La tomografía computarizada muestra más detalles que las radiografías comunes.
  • imágenes por resonancia magnética (IRM) - procedimiento diagnóstico que utiliza la combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras internas del cuerpo.
  • biopsia - procedimiento con el que se extraen muestras de tejido (con una aguja o durante la cirugía) para examinarlas con un microscopio, con el fin de determinar si existen células cancerosas o anormales.

Tratamiento para los tumores pituitarios:

El tratamiento específico de las fracturas será determinado por el médico, basándose en lo siguiente:

  • su edad, su estado general de salud y su historia médica
  • el grado de la enfermedad
  • su tolerancia a medicamentos, procedimientos o terapias específicos
  • sus expectativas para la tratamiento de la enfermedad
  • su opinión o preferencia

El tratamiento puede incluir:

  • extracción quirúrgica del tumor
  • radiación externa (radioterapia externa) - tratamiento que envía con precisión altos niveles de radiación, directamente a las células cancerosas. La máquina es controlada por el radioterapeuta. Como la radiación se utiliza para matar las células cancerosas y para reducir tumores, se pueden usar escudos especiales para proteger el tejido que rodea el área de tratamiento. Los tratamientos de radiación son indoloros y generalmente duran unos minutos.
  • radiocirugía (radiocirugía estereotáctica) - tipo de radioterapia que utiliza una única dosis alta de radiación, directamente al tejido canceroso, con haces de radiación muy finos. Se trata de una técnica precisa, que apunta directamente al tumor cancerígeno, ocasionando así menos daño a los tejidos que lo rodean. La radiocirugía se denomina “cirugía” porque constituye un tratamiento de radioterapia de una sesión que produce resultados similares a los de un procedimiento quirúrgico. Un ejemplo de radiocirugía se denomina “cuchillo gamma.”
  • medicamentos - para controlar la producción del tumor de la hormona de crecimiento (por ejemplo, bromocriptina y cabergolina - medicamentos que actúan sobre los tumores productores de hormonas para anular esta función).

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de Endocrinología

Topic Home Page - Topic Index

  • Bookmark
  • Print


Top of page